Reseñeando un dorama: Perfect Crime

11 noviembre 2019

Perfect Crime
Romance, Drama, Comedia
10 episodios

Kaori (Triendl Reina) trabaja como diseñadora de interiores para un fabricante de viviendas. Ella ha estado en una relación secreta con su jefe Fuyuki (Mashima Hidekazu) durante años. Fuyuki es un hombre casado y Kaori no puede ver un futuro con él, pero ella todavía lo ama y continúa su relación. Un día, Haruto (Sakurada Dori) aparece frente a ella. Haruto es un joven diseñador de interiores que acaba de ser transferido de una oficina de Nueva York. Haruto ve a Kaori y Fuyuki teniendo una aventura. Mientras tanto, Kaori y Haruto comienzan a trabajar juntos como socios en el trabajo. A través de conocer a Haruto, el destino de Kaori comienza a cambiar.


Perfect Crime apareció como el dorama perfecto para pasar la tarde. Con apenas 10 capítulos de unos 20 minutos aproximadamente cada uno, sabía que como me enganchase iba a terminármelo en nada y  sí, dicho y hecho.

Hace tiempo que Dori Sakurada está en mi punto de mira, de ahí que al ver que vuelve a protagonizar otra serie, vaya a verla de cabeza. Tras leer la sinopsis y ver que era una comedia romántica no me lo pensé dos veces, la cosa es... que al final ha sido un poco más raro de lo que me esperaba.

Kaori lleva tiempo enamorada de su jefe y terminan viviendo una aventura durante bastante tiempo a pesar de él estar casado. Aunque no es la única en su vida y sabiendo que nunca llegará a ser su prioridad, ella parece conformarse con eso con tal de tenerle a él. Pero cuando Haruto aparece en su vida y le dice algo que la hará reaccionar, Kaori se dará cuenta de que quizás la relación que está teniendo con su jefe no es lo único a lo que puede aspirar.

No soy muy fan de las relaciones de pareja con gente casada, pero este tenía la impresión que sería algo diferente y no tendría esa relación como la principal y sinceramente, no la ha tenido pero porque tenía algo más importante que lo ha absorbido por completo.


La infidelidad y los sentimientos de inferioridad de la persona que se ve como el segundo plato de alguien pero que no es capaz de dejarle por amor, la manipulación por parte de esa otra persona, el sentirse superior a ella y hacerle sentir como que la ama, que es alguien muy importante en su vida cuando no es así y es incapaz de dejar a su mujer... me ha asombrado la forma que tienen algunas personas de jugar con los sentimientos de otras sin pensárselo dos veces. He sentido rabia e impotencia por Kaori por no ser capaz de dejar a su jefe y no darse cuenta de que ser el segundo plato de alguien no debería ser su mayor aspiración en la vida.

A su vez, el descubrir también toda la historia desde el principio desde la perspectiva de Haruto ha sido otra gran sorpresa. Una vez se conocen los sentimientos y pensamientos de Kaori, conocer también los de Haruto hace ver que toda la trama es incluso más compleja de lo que parecía en un principio.

Sin llegar a soltar spoilers, mientras iba desvelándose toda la trama iba sorprendiéndome más y más porque la infidelidad de Kaori con su jefe no es lo principal de todo. Hay mucho más. Todos  han sufrido en algún momento de su vida y por ello se engañan a sí mismos, esconden algo de los demás e intentan manipular a otros para conseguir lo que quieren. Es como una serie que solo tiene personajes tóxicos y manipuladores. Me ha dejado un poco de mal sabor de boca en ese sentido porque es como si todo el mundo guardase rencor contra alguien y nadie supiese gestionar sus emociones de otra manera que manipulando a los demás e incitando al odio.

Perfect Crime es una historia que muestra que la vida no es de color de rosas, que cualquiera puede poner trabas en tu camino con tal de mejorar el suyo manipulando a cualquiera con tal de conseguir sus fines. Y es que lo que alguien es capaz de hacer por amor no tiene límites y si hay celos, despecho, amor e incluso odio de por medio... esos límites son todavía más borrosos. 

¡¡Nos leemos!!

Libros de noviembre a los que les he echado el ojo

04 noviembre 2019

Leer poquito pero con ganas es sinónimo de bien y que este mes aparezcan novedades que quiero leer es sinónimo de muy bien.

Otro día ya os hablaré de las últimas publicaciones de estos meses que quiero tener en mi estantería, pero... Hoy vengo a centrarme en noviembre jiji

      

Legión de Brandon Sanderson. Ya solo por ser de Brandon Sanderson quiero leerlo, pero es que además el hecho de que sea un libro tres en uno es lo mejor. Y es que Legión incluye tres novelas cortas centradas en la psicología como un superpoder. No sé a vosotros, pero tener un protagonista capaz de aprender cualquier cosa en horas al crear en su propia mente una persona imaginaria, lo veo una burrada. Y si encima estas empiezan a tener vida... ¡pintaza!

Nicky, la aprendiz de bruja de Eiko Kadono. ¿Cómo no voy a querer una la novela en la que se basa la película de Hayao Miyazaki? Este clásico de la literatura japonesa traducido por fin del japonés y encima ilustrado es un caramelito.

   

El rey marcado de Leigh Bardugo. Aquí va otro al que es imposible no querer hincarle el diente: el genialísimo Nikolai de la trilogía Grisha protagonista de su propia bilogía. Si es que ya solo con poder tener más de este personaje se me cae la baba. Además, siendo de Leigh Bardugo ya sé que será una buena lectura. 

Bruja Akata de Nnedi Okorafor. Hace tiempo que quiero encontrar un buen libro de fantasía juvenil y este parece ser el indicado. Una novela que parece mezclar la realidad con la ficción otorgando magia a sus protagonistas. 



Esta vez me quedaré con cuatro destacados, pero aviso a navegantes de que la entrada con las novedades de 2019 ya está actualizada con las de este mes (aunque siempre voy modificándola cuando me entero de alguna nueva) y que se vienen cosas muy suculentas.

¿Hay alguna novedad de este mes que quieras leer? ¿Alguna de esas irresistibles y apetitosas que leerías una y otra vez? Y de estas cuatro, ¿coincidimos?

¡¡Nos leemos!!

Reseña Hotel del Luna

28 octubre 2019


Hotel Del Luna
Drama, Fantasía, Romance, Acción
16 episodios

Jang Man Wol (IU) es la CEO del Hotel del Luna. El hotel está situado en el centro de Seúl y tiene una apariencia muy misteriosa. Ella cometió un gran pecado hace muchos años y, debido a esto, ha estado atrapada en el Hotel del Luna. Aunque hermosa como la luna, tiene mal carácter, es desconfiada y codiciosa.

Goo Chan Sung (Yeo Jin Goo) trabajó como el subdirector más joven en una corporación hotelera multinacional. Es un sincero perfeccionista. Parece sensato, pero en realidad tiene una disposición suave. Debido a un caso inesperado, comienza a trabajar como gerente en el Hotel del Luna.

El hotel del Luna es habitado por clientes fantasmas.


Tenía muchísimas ganas a este dorama, no sabéis cuántas. Una nueva historia de las Hermanas Hong siempre es algo que celebrar y es que con alguna excepción por ahí (aunque gran culpa la haya tenido la cara de palo de la protagonista...), la mayoría de los doramas de estas dos guionistas son geniales e incluso hay uno en mi lista de favoritísimos (Master's Sun).

Y a quién pretendo engañar, un dorama romántico con ese toque fantástico de por medio, como son los fantasmas en este caso, siempre son una buena combinación para mí. Me llaman demasiado como para dejarlos pasar.

Que IU sea la protagonista también es un gran incentivo para mí. Desde Moon Lovers que voy siguiéndole la pista y me gustan mucho los trabajos que hace. Había oído muchas críticas sobre su actuación antes de Moon Lovers, pero a mi parecer consiguió callarles la boca a todos, algo que hace de nuevo habiendo mejorado todavía más. Además, también tengo en el punto de mira a Yeo Jin Goo tras haberle visto actuar en tantos doramas desde que era niño. Aunque, para seros sincera, aquí es donde he encontrado uno de los puntos flojos del dorama, algo de lo que ya os hablaré más adelante...

¿Qué nos presenta Hotel del Luna? Además de un nombre que han intentado poner en castellano sin mirar cómo se escribe bien primero (sí, lo siento pero tenía que decirlo. Que se llame Hotel DEL Luna y no Hotel de Luna u Hotel de la Luna me ha chirriado desde el principio. Por lo visto ellos han creído al escuchar el nombre que la "de" lleva una "l" al final, qué se le va a hacer), este hotel aloja a los fantasmas que tienen cuentas pendientes en este mundo antes de poder pasar al más allá, siempre que estén dispuestos a pagar un módico precio por según que servicios, por supuesto.


Junto a Jang Man Wol (IU) se encuentran tres fantasmas permanentes en el hotel que murieron hace muchos años y todavía tienen algo que los retiene en el mundo de los vivos, por lo que deciden trabajar para Man Wol en el hotel para poder llegar a solucionarlos algún día: Kim Seon Bi (Shin Jung Geun), Choi Seo Hee (Bae Hae Sun) y Ji Hyun Joong (P.O).

El único humano que puede permanecer en el hotel es el gerente, alguien a quien Man Wol va a buscar personalmente. Esta vez, su elegido es Goo Chan Sung (Yeo Jin Goo), al que por mucho que lo intenta no le queda otra que ceder a los deseos de Man Wol e irse a trabajar a su hotel.

A medida que avanzan los capítulos, Man Wol, junto con sus tres ayudantes del hotel, va ayudando a diferentes fantasmas a cumplir sus deseos y llegar la más allá sin nada que los retenga en el mundo de los vivos, pero eso no es todo. La trama principal poco a poco va desvelándose y el pasado de Man Wol, así como el de todos los fantasmas del hotel, va mostrándose y enseñando su lado más tierno a la par que el más cruel. La personalidad algo retorcida y un tanto vil que muestra la dueña del hotel va cobrando forma y eso también llevará a descubrir el por qué está atada al hotel.

Sin duda, lo mejor de este dorama ha sido ver al personaje de Man Wol interpretado por IU. Hace un papel admirable. Es capaz de dejar con la boca abierta tanto cuando saca su lado maligno como cuando muestra su faceta tierna. La transformación del personaje es buenísima. Además, no puedo dejar de mencionar el increíble trabajo de vestuario que han hecho desde el principio. Man Wol viste muchos modelos diferentes, todos muy elegantes y sofisticados y todos son dignos de mención.



En cuanto a Chan Sung, aquí es donde empiezan los peros del dorama... me ha dado la sensación de que cuando era más pequeño era más expresivo que ahora. Todavía no sé si es porque ha interpretando a un personaje tan serio y recto que al actuar hacía más de persona demasiado seria y con cara de poker o porque IU se lo ha comido en la pantalla. Tengo la sensación de que ha sido un poco de los dos...

Y bueno, llegamos a otro de los puntos claves del dorama: el romance. Tuve claro desde el principio que toda la parte del pasado me llamaba mucho más la atención y me gustaba más a diferencia del presente, pero es que toda la parte romántica de los protagonistas en el presente me ha dejado tan fría... Quizás por la personalidad de los personajes si hubiese sido de otra manera habría sido demasiado falso, pero me da bastante pena que el romance falle porque no veía a los protagonistas juntos cuando incluso hacen alguna escena bien bonita de cara al final.

Y no podía ser de otra manera. El último punto a destacar de este dorama es su OST. Las canciones encajan tantísimo con el dorama y hay algunas que son tan bonitas que han ido directas a mis favoritas, en especial la de Done For Me, ¡me encanta!.



En general Hotel Del Luna es uno de esos doramas que valen la pena esperar a que terminen de emitirse para verlos del tirón. Es una historia ya vista en algunos doramas pero con algunos matices diferentes que la hacen especial. 

IU lo borda de principio a fin y los estilistas se lucen desde el principio con su vestuario. Además, conocer el pasado de los protagonistas deja con la boca abierta y te hace disfrutarlo al máximo. Si no fuese porque la parte romántica del presente no ha terminado de cuajar, Hotel Del Luna iría para mi lista de favoritos sin pensármelo dos veces. De momento lo dejo como uno de los mejores del año aunque no llegue al punto de algunos como Moon Lovers o Seven Days Queen que me encantaron sin encontrarles pegas tan importantes para la trama.



¡¡Nos leemos!!